Logotipo de Coonsulte - Un blog sobre cuidados de la salud Coonsulte Logo

Prótesis de neuromodulación para personas con parálisis, ¿cómo pueden ayudar?

Nuestro cerebro es el órgano encargado de gestionar todas las funciones del sistema nervioso, desde crear pensamientos hasta hacer que abramos o cerremos un puño.

Lo hace a través de un lenguaje de impulsos eléctricos que se encarga de dar diferentes órdenes (“sube la mano”, “flexiona la rodilla”, “gira a la derecha”). En las personas con algún tipo de parálisis, sin embargo, estas órdenes nunca llegan hasta los miembros que deben recibirlas y, por lo tanto, no se produce la respuesta motora.

Con el fin de ayudar a estas personas a recuperar dichas facultades, existe una disciplina que, desde la década de los 80 ocupa a neurocirujanos, neurólogos, anestesiólogos, traumatólogos y neurofisiólogos.

Se trata de la neuromodulación, un conjunto de técnicas que investiga para que los mensajes se trasladen del cerebro a los músculos directamente, esto es, sin tener que pasar por la médula espinal, la cual se encuentra lesionada y no puede transmitir la información.

¿Qué es la neuromodulación quirúrgica?

La neuromodulación quirúrgica engloba todas aquellas técnicas que se encargan de implantar equipos que liberan electricidad o sustancias químicas con el objetivo de alterar la transmisión de las señales nerviosas.

De esta forma se consigue inhibir, excitar o modular la actividad de redes y grupos neuronales con un efecto terapéutico.

Además de utilizarse en personas con parálisis, la neuromodulación puede tratar algunos tipos específicos de dolor crónico, alteraciones de la motilidad del intestino y de la vejiga, isquemia cardíaca, epilepsia y espasticidad.

Esto se consigue gracias a las llamadas neuroprótesis, unos implantes en el cerebro que consiguen interpretar los pensamientos y mandar las órdenes a las diferentes partes del cuerpo.

La neuromodulación es el campo que más está contribuyendo a la mejora de calidad de vida de las personas con lesiones neurológicas severas, ayudándoles a alcanzar el control voluntario de las funciones motoras perdidas.

¿Qué son las neuroprótesis?

Desde hace ya más de 30 años se están desarrollando neuroprótesis motoras y sensitivas que buscan restablecer las funciones perdidas tras una lesión medular o cerebral. De esta forma, en el campo de las neuroprótesis motoras destacan los marcapasos frénicos, que permiten respirar a pacientes con lesiones medulares, pero también las prótesis que permiten la micción o aquellas que ayudan a restablecer la movilidad del brazo o la mano mediante sistemas que canalizan los impulsos nerviosos.

Pero ¿cómo funcionan exactamente estas neuroprótesis? Lo hacen con un dispositivo que capta las señales cerebrales mediante electrodos y las traduce en pequeñas corrientes que se liberan en los músculos.

De esta forma, estos consiguen contraerse consiguiendo realizar los movimientos que deberían realizar de forma natural.

¿Cómo funcionan las neuroprótesis?

La irreversibilidad de gran parte de las lesiones medulares es, en la actualidad, una de las principales motivaciones de los investigadores en el campo de la neurorehabilitación.

Como avanzábamos en líneas anteriores, la neuromodulación es, además, el campo que más está contribuyendo a la mejora de calidad de vida de las personas con lesiones neurológicas severas, ayudándoles a alcanzar el control voluntario de las funciones motoras perdidas.

Aunque todavía estamos muy lejos de conseguir que estas neuroprótesis puedan restaurar por completo las facultades perdidas de las personas con parálisis, lo cierto es que la neuromodulación es una disciplina que promete sorprendernos en los próximos años con nuevas soluciones a problemas neurológicos.

Compartir noticia en:

Artículos relacionados

Suscríbete

Apúntate a nuestra newsletter y podrás estar al día de las últimas novedades de nuestro blog

Artículos de interés

Cáncer de colon: qué es, síntomas y su tratamiento

El cáncer de colon es el tipo de cáncer que se diagnostica con más frecuencia, con 37.172 casos detectados en 2018 en España. Su aparición guarda relación con ciertos factores de riesgo como una dieta rica en grasas y pobre en fibra, un componente genético que predispone a desarrollar la enfermedad y un estilo de vida sedentario y poco saludable con consumo de tabaco y alcohol. Además, el cáncer de colon es un cáncer que suele darse en personas mayores, apareciendo, por lo general, entre los 65 y los 75 años. ...

Enfermedad venosa pélvica: síntomas, tratamiento y prevención

La enfermedad venosa pélvica es una dolencia poco conocida, pero que afecta a un elevado número de mujeres. En muchas ocasiones, por desconocimiento, se piensa que el dolor pélvico es una condición normal en el género femenino. Sin embargo, detrás de reglas dolorosas o molestias en las relaciones sexuales puede haber una enfermedad....

El cáncer de páncreas no siempre es fatal

Es un tipo de tumor más común entre los hombres y que acostumbra a diagnosticarse entre los 65 y los 75 años. Su mortalidad es elevada, pero el desarrollo de nuevas técnicas y tratamientos, están consiguiendo que su diagnóstico no sea, necesariamente, una sentencia de muerte....

Redacción Coonsulte

+ Artículos

Esta web quiere ofrecerte una experiencia de navegación única y personalizada. Y es por eso que utilizamos cookies.