Logotipo de Coonsulte - Un blog sobre cuidados de la salud Coonsulte Logo

Lesiones más frecuentes en la cadera

Según la Sociedad Española de Cirugía Ortopédica y Traumatología (Secot), se producen anualmente unas 40.000 fracturas de cadera en pacientes españoles, cifras a las que debemos añadir los casos de otras patologías de la cadera de distinto origen y gravedad.

Hoy hablaremos de las lesiones más frecuentes en la cadera que pueden necesitar prótesis, cuando es recomendable realizar una cirugía y cuando es posible evitar la intervención quirúrgica.

¿Cuáles son las lesiones más frecuentes en la cadera que pueden necesitar prótesis?

Fractura de cadera

La fractura de cadera es una lesión grave que puede comportar complicaciones importantes de salud y gran limitación en la vida del afectado.

Aunque las causas de la fractura de cadera pueden ser diversas, como un traumatismo directo, también puede suceder debido a un debilitamiento de los huesos, producido por falta de ejercicio, deficiencias nutricionales, trastornos endocrinos o del sistema nervioso que aumenten la probabilidad de caídas, por la edad y en muchos casos, por osteoporosis.

La osteoporosis es una enfermedad ósea que afecta en mayor medida a personas de edad avanzada y en concreto a mujeres, y que consiste en una disminución de la densidad de la masa ósea, debido a que los huesos se vuelven porosos y con ello, más frágiles.

Independientemente de la causa que pueda originar la fractura de cadera, entre los síntomas principales de esta encontramos incapacidad de movimientos, dolor intenso en la cadera o en la zona inguinal, rigidez, hinchazón y hematomas en la zona afectada, además de un posible acortamiento de la pierna del lado de la cadera lesionada.

Bursitis trocantérea

La bursitis trocantérea, también denominada trocanteritis, es la inflamación del trocánter, el cual consiste es una zona muscular en la que se produce la inserción del fémur en la pelvis.

En esta zona se encuentran tres bolsas llenas de líquido sinovial que actúan como amortiguadoras de esta articulación ante posibles traumatismos.

La bursitis trocantérea puede darse por golpes, infecciones o alteraciones biomecánicas de la cadera o la pierna, pero normalmente se relaciona con una fricción constante de la fascia alta sobre estas bolsas.

Los principales síntomas de la bursitis trocantérea son el dolor agudo e localizado en la zona de la cadera, sobretodo cuando se producen tensiones o rotaciones de la cadera como al sentarse, subir las escaleras etc. Asimismo, en algunos casos pueden aparecer hormigueos y dolor irradiado hacia la parte frontal del muslo.

Luxaciones o dislocaciones de cadera

Tal como indica su nombre, una dislocación de cadera se produce cuando la articulación se desalinea debido a que la cabeza del fémur sale de su lugar en la pelvis, perdiéndose la unión articular normal.

Dependiendo de la posición que tome la cabeza del fémur tras su salida del acetábulo (la parte cóncava de la pelvis donde se encuentra insertado), las distinguiremos en anteriores o posteriores, si estas quedan delante o detrás de esta inserción. Como en el caso de las fracturas, las dislocaciones pueden producirse por golpes fuertes y directos o movimientos bruscos, pero también por otros motivos de diversa naturaleza, como la displasia de cadera congénita o por un debilitamiento óseo.

Entre los síntomas principales de las dislocaciones de cadera podemos observar un dolor intenso, deformidad en la articulación, dificultad para moverse, inflamación e incluso insensibilidad en algunas zonas de la pierna afectada.

¿Es recomendable someterse a una cirugía? ¿En qué casos se puede evitar entrar en un quirófano?

En lo referente a las fracturas de cadera, en casi la totalidad de los casos es necesaria realizar una intervención quirúrgica para reparar o reemplazar la articulación. El tipo de intervención dependerá de la ubicación de la fractura del fémur, su gravedad, si existe una desalineación de los huesos fracturados, así como de la edad y de enfermedades preexistentes y actuales del afectado.

En cuánto a las dislocaciones, en a mayoría de los casos pueden tratarse mediante analgésicos y recolocación y rehabilitación de la articulación por un profesional, haciendo rotar la pierna y la cadera en distintas posiciones hasta que se coloquen correctamente. Sin embargo, si este procedimiento no funciona deberá realizarse una colocación mediante cirugía.

En cuánto al tratamiento de la bursitis trocantérea o trocanteritis, el tratamiento principal de esta es la infiltración de una mezcla de corticoides y anestésicos seguida de un período de reposo de entre 24 y 48h.

Si se ha realizado una infiltración por segunda vez y el dolor no se reduce o desaparece, en este caso deberá realizarse una cirugía en el trocánter.

En todos los casos y en las tres patologías que hemos comentado, es importante realizar una rutina de ejercicios de recuperación guiado por un fisioterapeuta o especialista, cuyos objetivos serán no solo la recuperación funcional si no también el fortalecimiento de los músculos de la zona o la mejora de la flexibilidad.

Fuentes:

  • – BROCAL, Naiara, 11 de marzo 2019. Cuídate Plus. “El antes y el después de la cirugía de cadera”. Recuperado de: https://cuidateplus.marca.com/familia/mayores/2019/03/11/despues-cirugia-cadera-169819.html
  • – A. GONZÁLEZ DUQUE,A. DE JOSÉ REINA,C. 1, J. VAQUERO MARTÍN, J. 2 Médico de Familia. Adjunto Servicio de Urgencias del Hospital de La Princesa. 1Médico Residente. 2 Jefe de Sección. Servicio de COT. Hospital General Universitario Gregorio Marañón. Madrid. Medifam vol.13 no.1 ene. 2003. ISSN 1131-5768. “Bursitis Trocantérea”. Recuperado de: http://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1131-57682003000100006
  • – CAMPAGNE, Danielle, MD. University of San Francisco – Fresno. Diciembre 2007.MANUAL MSD. “Fracturas de cadera”. Recuperado de: https://www.msdmanuals.com/es-es/hogar/traumatismos-y-envenenamientos/fracturas/fracturas-de-cadera
  • – OLMOS –GARCÍA, Matías Alfonso. Dr. Codirector Departamento de cirugía ortopédica y traumatología. Clínica Universidad de Navarra. “Displasia de cadera del adulto”. Recuperado de: https://www.cun.es/enfermedades-tratamientos/enfermedades/displasia-cadera-adulto-dca

Compartir noticia en:

Artículos relacionados

Suscríbete

Apúntate a nuestra newsletter y podrás estar al día de las últimas novedades de nuestro blog

Artículos de interés

Cáncer de colon: qué es, síntomas y su tratamiento

El cáncer de colon es el tipo de cáncer que se diagnostica con más frecuencia, con 37.172 casos detectados en 2018 en España. Su aparición guarda relación con ciertos factores de riesgo como una dieta rica en grasas y pobre en fibra, un componente genético que predispone a desarrollar la enfermedad y un estilo de vida sedentario y poco saludable con consumo de tabaco y alcohol. Además, el cáncer de colon es un cáncer que suele darse en personas mayores, apareciendo, por lo general, entre los 65 y los 75 años. ...

Enfermedad venosa pélvica: síntomas, tratamiento y prevención

La enfermedad venosa pélvica es una dolencia poco conocida, pero que afecta a un elevado número de mujeres. En muchas ocasiones, por desconocimiento, se piensa que el dolor pélvico es una condición normal en el género femenino. Sin embargo, detrás de reglas dolorosas o molestias en las relaciones sexuales puede haber una enfermedad....

El cáncer de páncreas no siempre es fatal

Es un tipo de tumor más común entre los hombres y que acostumbra a diagnosticarse entre los 65 y los 75 años. Su mortalidad es elevada, pero el desarrollo de nuevas técnicas y tratamientos, están consiguiendo que su diagnóstico no sea, necesariamente, una sentencia de muerte....

Redacción Coonsulte

+ Artículos

Esta web quiere ofrecerte una experiencia de navegación única y personalizada. Y es por eso que utilizamos cookies.