Logotipo de Coonsulte - Un blog sobre cuidados de la salud Coonsulte Logo

Lentes trifocales: cirugía de cataratas, adiós gafas

No requiere ingreso hospitalario y apenas dura 20 minutos. Es la cirugía con lentes trifocales y tecnología láser, una de las opciones más seguras y satisfactorias para despedirse de una vez por todas de las gafas cuando se sufren cataratas o presbicia.

 

 

¿Qué son las lentes trifocales?

Las lentes intraoculares trifocales son aquellas lentes que se utilizan en una cirugía de cataratas o presbicia (vista cansada). Se trata de unas lentes con capacidad para corregir la visión cercana, intermedia y lejana, así como el astigmatismo, lo cual permite al paciente prescindir por completo de las gafas tras la intervención.

La operación con lentes trifocales es, además, una técnica sin fecha de caducidad, ya que las lentes no necesitan ser sustituidas por otras transcurrido un tiempo. De esta forma, si no surge ninguna complicación en la retina, el nervio óptico o la córnea (lo cual es muy poco frecuente), la visión que se adquiere tras la cirugía es muy similar a la de un ojo joven y sano y, además, para siempre.

¿Cómo es la cirugía con este tipo de lentes?

Tal y como se hace al colocar cualquier otro tipo de lente intraocular, a la hora de operar las lentes trifocales, se realiza una abertura circular (capsulorrexis) mediante tecnología láser y se extrae el contenido del cristalino. Posteriormente se implanta la lente plegada dentro de la cápsula que se ha preservado en el ojo. Una vez dentro, la lente se despliega y se coloca en el centro para que los efectos multifocales sean siempre concéntricos al eje visual. Se trata, además, de un tipo de lente intraocular que, por su propio diseño, se centra muy bien de forma natural.

¿Quiénes pueden beneficiarse de las lentes trifocales?

En general, cualquier persona con un problema de presbicia y/o cataratas que además tiene otro problema visual (miopía, hipermetropía y/o astigmatismo) puede someterse a una intervención con lente intraocular trifocal.

Antes de realizar la intervención es necesario, eso sí, llevar a cabo un completo examen oftalmológico que permita valorar si la lente trifocal es la opción más adecuada. En esta valoración también se deben tener en cuenta las actividades diarias del paciente, así como su profesión (si, por ejemplo, trabaja delante de un ordenador durante muchas horas o tiene que conducir en horario nocturno).

¿Cuáles son los beneficios de las lentes trifocales?

Gracias a las lentes trifocales, la persona operada consigue ver bien a todas las distancias y con una enorme calidad, como si lo hiciese a través de la lente natural del ojo. Lo que se logra, por tanto, es una visión multifocal que, si bien no siempre se alcanza inmediatamente tras la intervención, a menudo puede disfrutarse en tan solo unas horas (el cerebro necesita adaptarse a esa nueva forma de procesar las imágenes). Además, el postoperatorio de una operación de cataratas con este tipo de lentes suele ser bastante cómodo si se siguen las indicaciones del médico.

¿Qué efectos adversos pueden suponer las lentes trifocales?

Hay que tener en cuenta, no obstante, que el resultado no es perfecto en el 100 % de los casos y que algunas personas pueden experimentar una insatisfacción leve provocada por la visión de unos reflejos en forma de corona alrededor de focos de luz durante las horas nocturnas.

En el peor de los escenarios (afortunadamente sucede en muy pocas ocasiones), la persona puede presentar un defecto de la calidad visual llamado aberraciones ópticas. Estas pueden manifestarse en forma de dificultad para ver en distancias intermedias o cercanas e incluso en la apreciación de desdoblamiento de los perfiles de los objetos. En estos casos resulta necesario cambiar las lentes multifocales por unas monofocales en una nueva intervención quirúrgica.

¿Necesitas someterte a una operación de cataratas o presbicia y no sabes cuál es la mejor opción?

Aunque la operación con lentes trifocales y tecnología láser de última generación se ha convertido en una de las formas más seguras y satisfactorias, solo un especialista podrá indicarte cuál es la mejor manera de hacerlo en tu caso. Habla con tu médico abiertamente y despeja todas tus dudas.

Fuente:

Lentes multifocales: una buena opción en la cirugía de catarata

Compartir noticia en:

Artículos relacionados

Suscríbete

Apúntate a nuestra newsletter y podrás estar al día de las últimas novedades de nuestro blog

Artículos de interés

Cáncer de colon: qué es, síntomas y su tratamiento

El cáncer de colon es el tipo de cáncer que se diagnostica con más frecuencia, con 37.172 casos detectados en 2018 en España. Su aparición guarda relación con ciertos factores de riesgo como una dieta rica en grasas y pobre en fibra, un componente genético que predispone a desarrollar la enfermedad y un estilo de vida sedentario y poco saludable con consumo de tabaco y alcohol. Además, el cáncer de colon es un cáncer que suele darse en personas mayores, apareciendo, por lo general, entre los 65 y los 75 años. ...

Enfermedad venosa pélvica: síntomas, tratamiento y prevención

La enfermedad venosa pélvica es una dolencia poco conocida, pero que afecta a un elevado número de mujeres. En muchas ocasiones, por desconocimiento, se piensa que el dolor pélvico es una condición normal en el género femenino. Sin embargo, detrás de reglas dolorosas o molestias en las relaciones sexuales puede haber una enfermedad....

El cáncer de páncreas no siempre es fatal

Es un tipo de tumor más común entre los hombres y que acostumbra a diagnosticarse entre los 65 y los 75 años. Su mortalidad es elevada, pero el desarrollo de nuevas técnicas y tratamientos, están consiguiendo que su diagnóstico no sea, necesariamente, una sentencia de muerte....

Redacción Coonsulte

+ Artículos

Esta web quiere ofrecerte una experiencia de navegación única y personalizada. Y es por eso que utilizamos cookies.