Logotipo de Coonsulte - Un blog sobre cuidados de la salud Coonsulte Logo

Autocuidados postquirúrgicos en función de la prótesis implantada

Las operaciones para implantar una prótesis son cada día más frecuentes. Las articulaciones artificiales han pasado a ser un tratamiento habitual que mejora significativamente la calidad de vida de los pacientes.

Los avances en esta disciplina han conseguido acortar el tiempo de recuperación y permiten que las personas regresen antes a su hogar y empezar con el proceso de restablecimiento. Los cuidados postquirúrgicos comienzan en el hospital, pero deben continuarse en casa, siguiendo ciertas recomendaciones

Cómo cuidarse después de una cirugía de prótesis

Tras una cirugía de implantación de una prótesis, el proceso de recuperación es vital para restituir la movilidad y la calidad de vida en el paciente. Por ello, los auto cuidados son tan importantes tras el regreso a casa. Vamos a ver algunas consideraciones a tener en cuenta.

¿Cuánto tiempo debo mantener el reposo?

El reposo después de este tipo de operaciones es relativo. A pesar de no poder desarrollar un ritmo normal de vida, tampoco es recomendable guardar un reposo absoluto. Los médicos recomiendan empezar a moverse al día siguiente de colocar la prótesis para evitar una pérdida de movimiento y de masa muscular.

Una vez en casa, el paciente debe tener algunas precauciones en cuanto a sus actividades y movimiento. Así mismo, debe seguir una pauta de ejercicios de recuperación recomendados por el cirujano o el fisioterapeuta encargado de la rehabilitación.

 

  • Sentarse en un asiento rígido y elevado, con reposabrazos para evitar forzar.
  • No levantar peso.
  • Dormir boca arriba con un cojín en las piernas.
  • Utilizar calzado cómodo y antideslizante.
  • Calzarse con la ayuda de un calzador largo.
  • Vestirse sentado.
  • Retirar elementos que puedan ocasionar una caída en el hogar, como alfombras o cables.
  • ¿Puedo caminar sin muletas?

    Al principio, deberá utilizarse un dispositivo de ayuda para caminar como muletas o un andador, dependiendo de cada caso y del tipo de prótesis implantada. No debe abandonarse esta asistencia hasta que el médico lo recomiende, ya que no conviene forzar la articulación.

    En operaciones de prótesis de cadera y en artroplastias, el tiempo de recuperación dependerá de la edad y estado general del paciente. Se estima que en torno a 12 meses después de la intervención la persona está totalmente recuperada.

    La actividad recomendada durante los primeros estadios de la recuperación es caminar de manera ligera, sin forzar, e ir incrementando la distancia y el tiempo a medida que la articulación vaya respondiendo al ejercicio. Deben limitarse los movimientos y no exceder un rango de seguridad que pueda comprometer la integración de la prótesis.

    ¿Qué actividades puedo realizar en el proceso de recuperación?

    Durante las primeras semanas, se debe contar con ayuda para realizar las tareas diarias. La actividad del paciente debe limitarse a los ejercicios de recuperación y los paseos.

    A medida que vaya pasando el tiempo, y siempre con el visto bueno del médico, podrán ir realizándose otras labores. Es importante concienciarse de ello y hacer gala de una buena dosis de paciencia para que la recuperación sea satisfactoria.

    ¿Puedo mojar la herida?

    La herida de la incisión debe cuidarse con suma atención para evitar infecciones o que se pueda abrir. Como norma general, la sutura debe permanecer seca para minimizar el riesgo de proliferación de bacterias.

    Hasta que se retiren los puntos o las grapas, la herida puede mojarse con precaución. No se recomienda tomar baños, ya que sumergirla podría causar que vuelva a abrirse, sino duchas y secar mediante pequeños y suaves golpes, sin frotar.

    Una vez retirados los puntos, la cicatriz podrá lavarse con normalidad y se podrá aplicar una crema regeneradora o hidratante en la zona.

    ¿Cuándo he de ir a la revisión?

    Las revisiones después de la cirugía las pautará el médico con el paciente. Además de las revisiones con el cirujano, se realizarán con enfermería para curar la herida y con fisioterapia para la rehabilitación.

    Si el paciente evoluciona positivamente las revisiones podrán espaciarse en el tiempo hasta recibir el alta médica. De la misma forma, si la persona siente alguna molestia o síntoma fuera de lo normal, deberá acudir inmediatamente al servicio de urgencias.

    Fuentes:

    Protocolo de enfermería para pacientes intervenidos de prótesis total de rodilla – Universidad de Valladolid

    Cuidado de la nueva articulación de la cadera: MedlinePlus

    Información para pacientes a los que se les va a intervenir de prótesis total de rodilla: Quironsalud

    Consejos para los cuidados al alta de los pacientes intervenidos de prótesis de rodilla: SaludMadrid

     

     

     

    Compartir noticia en:

    Artículos relacionados

    Suscríbete

    Apúntate a nuestra newsletter y podrás estar al día de las últimas novedades de nuestro blog

    Artículos de interés

    Cáncer de colon: qué es, síntomas y su tratamiento

    El cáncer de colon es el tipo de cáncer que se diagnostica con más frecuencia, con 37.172 casos detectados en 2018 en España. Su aparición guarda relación con ciertos factores de riesgo como una dieta rica en grasas y pobre en fibra, un componente genético que predispone a desarrollar la enfermedad y un estilo de vida sedentario y poco saludable con consumo de tabaco y alcohol. Además, el cáncer de colon es un cáncer que suele darse en personas mayores, apareciendo, por lo general, entre los 65 y los 75 años. ...

    Enfermedad venosa pélvica: síntomas, tratamiento y prevención

    La enfermedad venosa pélvica es una dolencia poco conocida, pero que afecta a un elevado número de mujeres. En muchas ocasiones, por desconocimiento, se piensa que el dolor pélvico es una condición normal en el género femenino. Sin embargo, detrás de reglas dolorosas o molestias en las relaciones sexuales puede haber una enfermedad....

    El cáncer de páncreas no siempre es fatal

    Es un tipo de tumor más común entre los hombres y que acostumbra a diagnosticarse entre los 65 y los 75 años. Su mortalidad es elevada, pero el desarrollo de nuevas técnicas y tratamientos, están consiguiendo que su diagnóstico no sea, necesariamente, una sentencia de muerte....

    Redacción Coonsulte

    + Artículos

    Esta web quiere ofrecerte una experiencia de navegación única y personalizada. Y es por eso que utilizamos cookies.