Logotipo de Coonsulte - Un blog sobre cuidados de la salud Coonsulte Logo

Aneurisma cerebral, ¿cómo se trata en la actualidad?

Un aneurisma cerebral es una dilatación en un vaso sanguíneo en el cerebro que adquiere la forma de protuberancia. Si este nódulo se rompe o presenta alguna pérdida puede causar un sangrado en el cerebro al que se conoce como accidente cerebrovascular hemorrágico. Otras veces, esta hemorragia se provoca en la zona entre el cerebro y los tejidos que lo recubren y recibe el nombre de hemorragia subaracnoidea.

Aunque la rotura de un aneurisma supone una grave amenaza para la persona afectada, lo cierto es que esto no es algo que suceda habitualmente. Lo normal es detectar esta protuberancia en alguna prueba e iniciar un tratamiento para disminuir el riesgo de que se rompa en el futuro.

¿Cuáles son los síntomas de un aneurisma cerebral?

Cuando se tiene un aneurisma y este no presenta ninguna rotura ni filtración es común no experimentar ningún síntoma (sobre todo si este no es de gran tamaño). Un aneurisma grande puede, sin embargo, ejercer cierta presión sobre los tejidos y nervios del cerebro y provocar:

  • Dolor arriba y detrás de un ojo.
  • Pupila dilatada.
  • Cambios en la vista.
  • Entumecimiento de un lado de la cara.

Cuando se produce la rotura del aneurisma cerebral, el síntoma principal es un dolor de cabeza muy intenso y repentino. Además, es habitual sentir rigidez en el cuello, náuseas y vómitos, visión borrosa o doble, sensibilidad a la luz, confusión y caída del párpado.

¿Cuáles son las causas del aneurisma cerebral?

Aunque se desconocen las causas concretas que se esconden detrás de un aneurisma, se sabe que existen algunos factores de riesgo que influyen en su aparición:

  • Edad avanzada.
  • Hipertensión o presión arterial alta.
  • Consumo de alcohol y de drogas (en especial de cocaína). – Tabaquismo.

Además, existen otros factores de riesgo presentes desde el nacimiento que se relacionan con un alto riesgo de sufrir un aneurisma. Este es el caso de la enfermedad renal poliquística, una malformación arteriovenosa cerebral y los trastornos del tejido conjuntivo hereditarios.

¿Cuál es el tratamiento para el aneurisma cerebral?

Tradicionalmente, el aneurisma se ha tratado mediante dos técnicas: el grapado quirúrgico, un proceso que se encarga de cerrar el aneurisma con una pequeña grapa de metal para detener el flujo de sangre que llega a él, y la embolización endovascular, una técnica que consiste en insertar un catéter en la arteria para acceder al aneurisma y detener el flujo sanguíneo dentro de este. Ambos tratamientos entrañan algunos riesgos (sobre todo sangrado en el cerebro) por lo que en la actualidad la tendencia es realizar una intervención con unos implantes conocidos como desviadores de flujo.

Desviadores de flujo, una técnica mínimamente invasiva para tratar el aneurisma cerebral

Se trata de uno de los tratamientos más innovadores que existen en la actualidad. Los desviadores de flujo son unos implantes tubulares similares a los stents que se encargan de desviar el flujo sanguíneo para que no llegue hasta el saco del aneurisma. De esta forma, el organismo se ve estimulado para reconstruir la arteria principal.

Por otra parte, los catéteres de drenaje ventricular o lumbar constituyen otra de las técnicas más modernas para el tratamiento del aneurisma. Se utilizan para disminuir la presión en el cerebro por exceso de líquido cefalorraquídeo relacionado con la rotura de un aneurisma.

Otras terapias para la rotura de aneurismas contemplan el uso de analgésicos, bloqueantes de los canales de calcio, medicamentos anticonvulsivos y terapia de rehabilitación.

¿Acaban de diagnosticarte un aneurisma o has sufrido repentinamente la rotura de uno cuya existencia desconocías? Recuerda que tu médico es la persona más indicada para despejar todas tus dudas y preocupaciones. Habla con él abiertamente sobre las opciones de tratamiento más convenientes en tu caso.

Fuente:

Understanding your cerebral aneurysm, diagnosis and treatment options Ver PDF

Compartir noticia en:

Artículos relacionados

Suscríbete

Apúntate a nuestra newsletter y podrás estar al día de las últimas novedades de nuestro blog

Artículos de interés

Cáncer de colon: qué es, síntomas y su tratamiento

El cáncer de colon es el tipo de cáncer que se diagnostica con más frecuencia, con 37.172 casos detectados en 2018 en España. Su aparición guarda relación con ciertos factores de riesgo como una dieta rica en grasas y pobre en fibra, un componente genético que predispone a desarrollar la enfermedad y un estilo de vida sedentario y poco saludable con consumo de tabaco y alcohol. Además, el cáncer de colon es un cáncer que suele darse en personas mayores, apareciendo, por lo general, entre los 65 y los 75 años. ...

Enfermedad venosa pélvica: síntomas, tratamiento y prevención

La enfermedad venosa pélvica es una dolencia poco conocida, pero que afecta a un elevado número de mujeres. En muchas ocasiones, por desconocimiento, se piensa que el dolor pélvico es una condición normal en el género femenino. Sin embargo, detrás de reglas dolorosas o molestias en las relaciones sexuales puede haber una enfermedad....

El cáncer de páncreas no siempre es fatal

Es un tipo de tumor más común entre los hombres y que acostumbra a diagnosticarse entre los 65 y los 75 años. Su mortalidad es elevada, pero el desarrollo de nuevas técnicas y tratamientos, están consiguiendo que su diagnóstico no sea, necesariamente, una sentencia de muerte....

Redacción Coonsulte

+ Artículos

Esta web quiere ofrecerte una experiencia de navegación única y personalizada. Y es por eso que utilizamos cookies.